Americas
14 Jun 2017

Un 45% de las aves costeras del Ártico están desapareciendo – aquí está el plan para salvarlas

La Estrategia de Conservación de Aves Playeras de la Costa Oeste de las Américas (PASCS, por sus siglas en inglés) tiene como objetivo identificar las amenazas que las afectan y desarrollar estrategias concretas para salvarlas.

Correlimos de Alaska © Glenn Bartley/AGAMI
Correlimos de Alaska © Glenn Bartley/AGAMI
By Comunicaciones

A lo largo de toda la costa oeste de las Américas, en el hemisferio occidental, se pueden encontrar grupos de aves playeras como chorlitos, ostreros, andarríos, limosas o zarapitos.

Muchas de estas aves viajan desde sus áreas de cría del Ártico para pasar el invierno en las playas y los lodos de América del Norte, América Central y América del Sur, donde comparten el medio con otras especies residentes.

Tanto las especies migratorias como las residentes, y los hábitats de los que dependen, están expuestos a una multitud cada vez mayor de amenazas antropogénicas como la pérdida de hábitat, el cambio climático o las especies introducidas e invasoras.

Estudios recientes sugieren que en la ruta migratoria de la costa oeste de las Américas, el 11% de las poblaciones de aves playeras se encuentran en declive y ninguna de ellas está en aumento.

Aunque los desafíos son grandes, no faltan soluciones. En el hemisferio occidental, científicos y conservacionistas especializados en aves costeras y gestores medioambientales se han unido para abordar los problemas de conservación a lo largo del ciclo de vida anual de este increíble grupo de aves.

Áreas de trabajo y focos geográficos de la PASCS.

Subscribe to Our Newsletter!

A pesar de que no hay duda de que los proyectos de conservación más exitosos dependen de las acciones iniciadas a nivel local, las intervenciones aisladas tendrán una mayor oportunidad de funcionar si se coordinan a escala de ruta migratoria.

La estrategia sigue una secuencia lógica de fijación de objetivos de conservación, identificando las principales amenazas y acciones probadas como efectivas para restaurar y mantener las poblaciones de aves playeras en toda la ruta migratoria. Está siendo llevada por un grupo internacional de más de 85 expertos en 15 países, entre ellos BirdLife y algunos de sus socios en las Américas.

La intención es reunir y sintetizar información para presentar un enfoque integral y abordar las necesidades de conservación más urgentes en la ruta migratoria desde Alaska a la Patagonia, considerando las comunidades humanas que interactúan con estas aves.
La estrategia no es una receta paso a paso de cómo lograr conservar especies exitosamente, sino más bien un marco para la colaboración e intercambio de ideas innovadoras entre países.

"Las aves playeras constituyen un recurso natural muy valioso, y es el deber de la generación actual transmitir a la posteridad este activo sin disminuir su valor", comenta Wells Cooke, US Biological Survey.

La participación de los socios en el desarrollo de la estrategia deberá mantenerse y aumentarse para lograr el éxito en toda la ruta migratoria y moldear las estrategias generales presentadas aquí en acciones más tangibles y concretas.

Se necesitará un esfuerzo colectivo bien coordinado para lograr el éxito general de la estrategia. La participación de todas las partes y la comunicación transparente entre todos serán cruciales para el éxito.

Se anima a los lectores a involucrarse con los socios de la estrategia para salvar a las poblaciones de aves playeras. Los contactos se encuentran a continuación.

Isadora Angarita-Martínez, BirdLife International

Stan Senner, National Audubon Society (BirdLife en los Estados Unidos)

Brad Andres, US Fish and Wildlife Service

Para preguntas sobre el lanzamiento de la web contacte con River Gates.

 

Patrocinadores y organizaciones participantes

El desarrollo de la PASCS incluye a más de 53 instituciones únicas del hemisferio occidental incluyendo un 60% de organizaciones no gubernamentales de conservación, un 23% de organismos gubernamentales, un 13% de instituciones académicas y un número de individuos independientes (4%). La Fundación David y Lucile Packard brindó apoyo financiero junto con la National Audubon Society, el US Fish & Wildlife Service, el Canadian Wildlife Service, MUFG Union Bank Foundation, Pacific Birds Habitat Joint Venture, USDA Forest Service y particulares.