República Dominicana lanza una red de conservación al rescate de su biodiversidad

By David Wege, Mon, 16/08/2010 - 11:59

El Grupo Jaragua (BirdLife en República Dominicana) realizó el lanzamiento oficial del directorio de las Áreas Importantes para la Conservación de las Aves (IBAs) en República Dominicana, junto a sus colaboradores el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MIRENA) y el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC). Dicho evento simboliza a su vez el lanzamiento de una red al rescate de su frágil y amenazada biodiversidad. Red que está conformada por las acciones y los esfuerzos de conservación de múltiples organizaciones, agencias, instituciones, e individuos.

El directorio de IBAs dominicanas contiene información detallada sobre aspectos los 21 espacios naturales que conforman la red de sitios prioritarios para la conservación de la avifauna de República Dominicana, cuya superficie total cubre 721,264 ha (7,212.64 km¬≤) o aproximadamente el 13% del territorio dominicano. La información es presentada en formato de ficha técnica, que incluye aspectos como localización del IBA, sus aves, flora y fauna, estatus de protección, amenazas, y acciones de manejo y conservación pasadas, presentes o futuras en el área. Las fichas también contienen ilustraciones de especies de aves, fotos de hábitats característicos, y mapas de localización de las IBAs.

"Las IBAs representan un marco nacional para la conservación de la biodiversidad, la adaptación a los efectos del cambio climático, mejorar la calidad de vida y la provisión de servicios ecosistémicos." David Wege, Director del Programa de BirdLife en el Caribe.

Las IBAs en República Dominicana fueron identificadas con base a la presencia de poblaciones de 50 especies de aves denominadas especies clave. Entre las especies clave se incluyen 20 especies globalmente amenazadas, 34 especies con rango de distribución restringido, y 10 especies que congregan en números significativos por razones de reproducción, alimentación, o durante la migración. De las 21 IBAs identificadas, 20 sostienen poblaciones críticas de aves bajo amenaza global; 17 sirven de hogar permanente a especies de distribución restringida; 5 sostienen poblaciones globales significativas de aves acuáticas o marinas.

Las buenas noticias son que en la red de IBAs están representados casi todos los tipos de zonas de vida, hábitats y asociaciones vegetales halladas en la República Dominicana. Afortunadamente, casi todas las IBAs dominicanas son áreas legalmente protegidas bajo alguna categoría del Sistema Nacional de Áreas Protegidas del país. Incluso, algunas están reconocidas con denominaciones internacionales como Humedal de Importancia Internacional (Sitio Ramsar), Reserva de la Biosfera Jaragua-Bahoruco Enriquillo, y Áreas de Cero Extinción. La mala noticia es que las aves dominicanas todavía enfrentan una serie de amenazas por pérdida de hábitat (sobre todo por efecto del avance de las fronteras agrícolas y ganadera, la implementación de proyectos de desarrollo en áreas costeras, y la minería) efectos de especies invasoras (por ej. ratas, perros, hurones, burros, y hasta peces), así como por su explotación insostenible (por ej. saqueo de pichones para comercio como mascotas, persecución asociadas a creencias y percepciones, y cacería de subsistencia y deportiva).

"El Directorio demuestra que todavía existen muchas áreas naturales en La Española donde sobreviven especies globalmente amenazadas, junto a los ecosistemas y procesos que son la clave para su conservación a largo plazo.”— Yolanda León, Grupo Jaragua e INTEC.

El Programa Dominicano de las IBAs tuvo sus inicios en el año 2002, bajo la dirección nacional de Grupo Jaragua. Desde entonces, ha apoyado esfuerzos de conservación en las IBAs Parque Nacional Jaragua, Sierra de Bahoruco, Lago Enriquillo, Los Haitises y Bahía de las Calderas. También, ha ayudado al desarrollo de capacidades a escala nacional y local, a través de la recaudación y canalización de fondos, entrenamientos técnicos, provisión de materiales y equipos, asesoría en el fortalecimiento institucional, formación de grupos locales de apoyo, entre otros.

El desarrollo del Programa está caracterizado por ser un proceso participativo y de colaboración entre representantes de instituciones del gobierno local y central, del sector privado, organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, organizaciones comunitarias, agencias de cooperación internacional, así como una larga lista de expertos/as y amantes de las aves y/o la biodiversidad en general. Los siguientes pasos para su conservación son seguimiento ecológico, creación de alianzas estratégicas, fortalecimiento de las redes de socios/actores clave, gestión-compartida y defensa de la red de IBAs, para asegurar integridad a largo plazo.

Las Áreas Importantes para la Conservación de las Aves en República Dominicana fue publicado con apoyo financiero de BirdLife International, el Programa Ambiental para las Naciones Unidas, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial y la Fundación MacArthur. El MIRENA y el INTEC apoyaron al análisis de la información, mientras que el Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos (USFWS) facilitó una serie de imágenes de aves que ilustran las fichas técnicas de cada IBA.

Foto: Grupo Jaragua


Americas

Add new comment

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Read more news