Proyecto Parque Eólico Chiloé y sus potenciales impactos Cuando el uso de las ERNC no se planifica apropiadamente.

By CODEFF, Mon, 31/01/2011 - 15:55
El megaproyecto Parque Eólico Chiloé de la empresa Chileno Sueca EcoPower  contempla la instalación de 56 aerogeneradores de 128 metros de altura aproximadamente y de 2 MW de potencia cada uno, en una superficie de 1.000 hectáreas en el interior de la IBA denominada Sistema Quetalmahue- Quilo y Mar Brava Ubicada en la comuna de Ancud. De acuerdo a los datos entregados por la empresa en la Declaración de Impacto Ambiental (DIA), el monto de inversión del proyecto asciende a los 235.000.000 U.S. dólares para 25 años de vida útil del parque. La operación de este parque permitirá generar 112 MW de energía eléctrica para el Sistema Interconectado Central (SIC). La instalación de este proyecto ha provocado gran polémica entre la comunidad de Ancud debido a la presentación de una DIA 24 horas antes que se promulgara la ley que exige para proyectos de esta envergadura la presentación de un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) y la participación ciudadana. Así también, se presume que la instalación de este megaproyecto traerá consigo una serie de impactos medioambientales, sociales, culturales y patrimoniales en un territorio que cuenta con sitios arqueológicos, transito migratorio de aves,  comunidades indígenas y el desarrollo del turismo rural en la zona. Son más de dos mil personas que habitan el sector y verán afectados sus estilos de vida por el proyecto, aves en tránsito diario por los humedales y litoral que será intervenido, 18 sitios arqueológicos,  así como también el riesgo para las actividades económicas pesquera, agrícola y turística  (última con registro de 14 mil visitantes entre septiembre y marzo). Solo considerando el aspecto ambiental, existe alarma pues se va a intervenir una de las zonas más importantes y ricas en biodiversidad de Chiloé y el centro – sur del país. El proyecto se emplazará en un corredor biológico de aves playeras y marinas entre el humedal de Quilo y la playa de Mar Brava. Los censos estiman la presencia de más de 3000 aves migratorias norteamericanas, sin incluir los cientos de aves terrestres que usan el mismo territorio. Área libre de Caza (SAG), sitio IBA (CODEFF-Birdlife International), área prioritaria para la Biodiversidad (CONAMA) son algunas de las nominaciones que remarcan los atributos naturales de este territorio. Es reconocida la dispar opinión sobre los efectos negativos de torres eólicas en comunidades de aves, sin embargo, hay consenso en un hecho que se ha obviado totalmente en este proyecto y es”La importancia de la ubicación estratégica de parques eólicos para no producir perjuicios a la avifauna”. Recomendaciones declaradas por la CMS[1] y adoptado por el Consejo de la Unión Europea que parece no hacer eco en la planificación y edificación de este proyecto de ERNC en Chiloé. Ante esta situación las comunidades y organizaciones del sector demandan la necesidad de un Estudio de Impacto Ambiental, el cual permite identificar los posibles impactos y establecer una solución para mitigarlos, además de la participación ciudadana que otorga el derecho a los ciudadanos a incidir en las decisiones que involucran a su territorio. Jorge Valenzuela Centro de Estudios y Conservación del Patrimonio Natural (CECPAN) Chiloé, Enero 2010
[1] Conservation of Migratory Species of Wild Animals (CMS) Resolution 7.5 on Wind Turbines and Migratory Species

Americas

Add new comment

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Read more news