Las primeras imágenes captadas de un pichón dan esperanza a un ave marina amenazada del Caribe

By Grupo.Jaragua, Fri, 13/01/2012 - 11:08
Una nueva localidad de anidación para el diablotín Pterodroma hasitata ha sido descubierta en Haití a través de los esfuerzos en el campo de un grupo de colaboradores dominicanos y haitianos.

El diablotín (BCPE) es una especie globalmente amenazada (En Peligro según la Lista Roja 2011 de la UICN) con una población estimada de 1,000 parejas reproductoras, aunque los registros en el mar sugieren que pudiesen existir más de 5,000 individuos. Las únicas localidades de anidación actualmente conocidas son Loma del Toro (en la IBA de Sierra de Bahoruco) en el suroeste de la República Dominicana, y  La Visite y Macaya en Haití (en el sureste y suroeste del país, respectivamente). El ave ha sido extirpada de algunas localidades, y se anticipa que tanto  la población como su rango de reproducción disminuyan como resultado de la continua degradación y pérdida de hábitat, caza y depredación por especies introducidas.

La preocupación sobre el estado de esta ave marina se manifestó durante el Taller Internacional del Grupo de Trabajo del Diablotín, celebrado en Santo Domingo en noviembre de 2010. La necesidad de realizar búsquedas de localidades de anidación potenciales fue una de las acciones prioritarias identificadas durante el mencionado taller para facilitar la búsqueda de nidos, John Gerwin del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte elaboró un mapa de localidades con hábitats potenciales para la anidación.

Grupo Jaragua (BirdLife en la República Dominicana) usó el mapa para enfocar sus esfuerzos, y tomó la iniciativa de buscar nidos del diablotín a principios de 2011. Las búsquedas fueron una extensión del apoyo de James Goetz (del Cornell Lab of Ornithology) y sus esfuerzos para promover la colaboración nacional, binacional e internacional para la conservación de la especie en los últimos años. Las búsquedas son identificadas como el próximo paso crítico en la estrategia de monitoreo de las especies amenazadas de Grupo Jaragua.

Adulto incubando en el nido, 3 de marzo de 2011

La época de reproducción para el diablotín estaba ya avanzada cuando el equipo de Grupo Jaragua (de Ernst Rupp, Jairo Issa Arache, Gerson Feliz, y José Luis Castillo) comenzaron la expedición para buscar los nidos el 3 de marzo. Al equipo se unieron dos miembros (Djeff Alexis y Evanita Sanon) de OJAA – una organización juvenil de Anse-à-Pitres, Haití – quienes lideran con Grupo Jaragua los esfuerzos de conservación de la Críticamente Amenazada Iguana de Ricord Cyclura ricordi.

Después de llegar en vehículo a la pequeña comunidad rural haitiana de Savann Zombi, la expedición continuó a pie a través del Massif de la Selle para alcanzar el lugar más cercano a Morne Vincent – uno de los lugares señalados por John Gerwin como una posible localidad  de  anidamiento. Morne Vincent es una colina escarpada con acantilados, que forma parte de la cadena de montañas del Massif de la Selle, y está rodeada por un terreno grandemente impactado por la agricultura de tala y quema. Al llegar al sitio las búsquedas diurnas fueron comenzadas, seguidas por esfuerzos para ubicar la vocalización de las aves en la noche, pero ninguna señal del ave fue descubierta.

Sin darse por vencido, Jairo Isaa Arache – un asistente de campo entrenado por Grupo Jaragua en el uso de las cámaras trampa y en telemetría – decidió buscar por su cuenta en una colina cercana (en la cual no habían buscado aún). Desde algún sitio arriba en la colina, el equipo escuchó a Jairo gritar “¡Encontré el pichón!”. Dentro de una pequeña cueva se encontraba sentado y sin movimiento un diablotín adulto en un nido de agujas secas de pino y hojas de helecho.  Nada parecía molestar al ave, y cada miembro del equipo tomó turnos para brevemente mirar este milagroso hallazgo. ¡El primer nido activo del diablotín había sido descubierto!

Una cámara trampa fue establecida a una distancia segura de los nidos ya que es una herramienta de mínimo impacto para monitorear la actividad en el nido incluyendo cualquier tipo de depredador, 24 horas al día. Más de 3,000 fotos fueron tomadas entre marzo y julio 2011. “Es increíble la cantidad de energía que los padres invierten en sus crías.  Ellos sólo tienen una cría, pero dedican la mitad del año a incubar el huevo y a alimentar al pichón hasta que crece y deja el nido. ¡La mitad de un año es mucho tiempo!, dijo Ernst Rupp un dedicado investigador del Grupo Jaragua. El 2 de agosto, el equipo regresó por última vez al nido y encontraron que la cámara trampa había dejado de funcionar el 4 de julio. Aunque los últimos movimientos del pichón listo para volar no fueron grabados, no se encontró ninguna actividad de depredación, por lo que aparentemente el pichón voló del nido sin peligro alguno en dirección al océano.

http://youtu.be/Y_GqxnftFc8

Dos nidos adicionales fueron descubiertos en la colindacia del primer nido, uno el cual, el 13 de marzo, contenía un adulto incubando. Ninguno de estos dos nidos tuvo éxito pues no eclosionaron. Uno se encontró con los fragmentos de la cría en el huevo, y el otro nido tenía cascarones sin ningún rastro de la cría. Ambos nidos estaban localizados en una quebrada donde se sospecha que alguna inundación pudo dañar los nidos.

Los descubrimientos en Haití, y la colaboración involucrada en descubrirlos provee una esperanza verdadera para el diablotín, y un impulso para la implementación del recientemente publicado Plan de Acción para la Conservación del Diablotín. El plan de acción detalla tres objetivos principales que son el enfoque del trabajo en el futuro cercano: definir la distribución y abundancia;   comprender la ecología reproductiva; y trabajar con las comunidades para conservar el ave. El equipo del Grupo Jaragua ya se está preparado para la temporada del 2012, y para la implementación del plan de acción para la conservación del ave.

El importante descubrimiento es el resultado de un gran esfuerzo colaborativo a nombre del diablotín. Grupo Jaragua y James Goetz desean agradecer de manera sincera el apoyo de muchos individuos y organizaciones incluyendo: Abdel Abellard, Jesus Almonte, J. Hart, Anderson Jean, Miguel Landestoy, Enold Louis Jean, T. Mejia, René Jeune, Evanita Sanon, Djeff Alexis, Markus Kleber, Jerbin Volquez, U.S. Fish and Wildlife Service, The Cornell Lab of Ornithology, MacArthur Foundation, BirdLife International, SEO/BirdLife, AECID, US Forest Service, MIRENA, Societé Audubon Haiti, Sociedad Ornitológica de la Hispaniola, Foundation Seguin, Vermont Center for Ecostudies, North Carolina Museum of Natural Science, American Bird Conservancy, Society for the Conservation and Study of Caribbean Birds and Environmental Protection in the Caribbean.

El comunicado de prensa (en inglés) lo puede encontrar aquí.

Americas

Add new comment

By submitting this form, you accept the Mollom privacy policy.

Read more news