Americas
18 Dec 2015

Conoce a los guardianes que vigilan los sitios de anidamiento amenazados en Argentina

En Argentina, quedan solo 600 Tordos Amarillos, y la depredación de nidos está saboteando las posibilidades de recuperación de la población. Pero esto parece que va a cambiar gracias a la increíble dedicación de los Guardianes de Colonia: voluntarios que acampan en los sitios de anidamiento para cuidar los huevos y las crías.

Miembros de la Saffron-cowled Blackbird Conservation Project revisan el paisaje en busca de sitios de anidación. © Francisco González Táboas Por Inés Pereda & Francisco González Táboas, Aves Argentinas
Miembros de la Saffron-cowled Blackbird Conservation Project revisan el paisaje en busca de sitios de anidación. © Francisco González Táboas Por Inés Pereda & Francisco González Táboas, Aves Argentinas
By Por Inés Pareda & Francisco González Táboas, Aves Argentinas

En Argentina, la pérdida de nuestro hábitat de repastos pampeanos es una gran amenaza para la biodiversidad. Los productos agroquímicos, el pisoteo del ganado y la quema intencional de la vegetación son un desastre para los tesoros nacionales, como el Yetapá de Collar Alectrurus risora y la Loica Pampeana Leistes defilippii. Pero el impacto es aún peor en las especies que luchan por criar suficientes ejemplares como para recuperarse.

Tal es el caso del Tordo Amarillo Xanthopsar flavus.  Clasificado como Vulnerable a nivel mundial, su situación en Argentina es aún peor en donde esta especie es clasificada como en Peligro Crítico debido al declive rápido de su población.  Y el éxito de las pocas colonias reproductivas que quedan es saboteado severamente por la depredación de zorros, reptiles y aves rapaces, por no mencionar el parasitismo de cría semejante a la de los cucos del Tordo Renegrido Molothrus bonariensis.

El Tordo Amarillo está en Peligro Crítico en Argentina debido a la degradación del hábitat © Inés Pereda

 

Es por eso que, después de una exitosa campaña en 2015, Aves Argentinas/BirdLife en Argentina unió sus fuerzas con organizaciones no gubernamentales y organismos gubernamentales * para crear el Proyecto de Conservación del Tordo Amarillo.

Nuestro objetivo es simple: cada primavera, ubicamos las colonias reproductivas y los nidos diseminados por las provincias de Entre Ríos y Corrientes. Luego, asignamos a los Guardianes de Colonias para vigilarlos, utilizando una adaptación de las técnicas manejadas para el Proyecto Macá Tobiano en las frías mesetas patagónicas.

Subscribe to Our Newsletter!

Pero no es fácil. Cada temporada de cría comienza con una gran incertidumbre en cuanto a dónde los tordos van a establecer sus nidos. Y buscar en cada rancho y pastizal es una tarea difícil cuando los cultivos y el uso de la tierra cambian año tras año. Cada temporada cubrimos más de 15,000 km en nuestra búsqueda a lo largo de las carreteras de las provincias. Sin embargo, después de largas horas de conducción, perseverancia y una amplia red de informantes conectados, finalmente ubicamos las colonias y sus nidos (que en sí mismos son notoriamente difíciles de detectar).Final del formulario

 

Nido y polluelos del Tordo Amarillo © Inés Pereda

Nuestro mayor activo en esta etapa es nuestra comunidad dedicada de terratenientes, trabajadores agrícolas, clubes de observación de aves, guarda parques provinciales y miembros de la Alianza del Pastizal, todos listos para un destello de plumaje amarillo y negro.

Una vez que se encuentran las colonias, llamamos a nuestros heroicos voluntarios Guardianes de Colonias para vigilar los nidos y polluelos y expulsar a los depredadores y parásitos. Levantamos redes de exclusión especiales que impiden el acceso de las serpientes, las aves rapaces y los mamíferos, al tiempo que permiten el acceso libre del Tordo Amarillo. Nuestra presencia también disuade a potenciales cazadores ilegales de aves y traficantes de aves. Y mientras protegemos los nidos, podemos estudiar la ecología y la biología reproductiva de esta especie fascinante y amenazada a nivel mundial.

Guardianes de  Colonia le dan seguimiento a un nido protegido por una red de exclusión de depredadores © Inés Pereda

Supervisamos el desarrollo de los huevos y polluelos con extremo cuidado utilizando cámaras trampa y dispositivos de grabación de video. Estas cámaras también nos ayudan a entender cómo los padres se están adaptando a nuestra presencia, cómo se preocupan por sus polluelos y qué depredadores son los peores infractores.

A lo largo de las temporadas reproductivas de 2015 y 2016, ubicamos y monitoreamos el éxito de 15 colonias reproductivas del Tordo Amarillo. Encontramos que, en nidos protegidos, el 69% de los descendientes emplumaron con éxito, mientras que en nidos no protegidos la tasa de supervivencia fue solo del 36%. De esto podemos ver que nuestra presencia realmente mejora significativamente el éxito de reproducción del Tordo Amarillo.

El desarrollo de los polluelos del Tordo Amarillo es monitoreado con sumo cuidado © Inés Pereda

El proyecto aún se encuentra en sus primeras etapas, por lo que es importante evaluar cada paso cuidadosamente. Sin embargo, nuestros resultados iniciales parecen muy prometedores. Sugieren que los polluelos extra que ayudamos a sobrevivir serán suficientes para generar el crecimiento de la población que se necesita con urgencia cuando se reproduzcan la siguiente temporada.

Año tras año, el proyecto se está fortaleciendo gracias a los gobiernos provinciales, investigadores, voluntarios y miembros dedicados a la conservación de esta hermosa ave. De hecho, este año, BirdLife International entregó a nuestros voluntarios y observadores locales de aves el Premio Nature's Heroes en reconocimiento a su ardua labor de protección de esta especie.

La próxima primavera esperamos ubicar aún más colonias nuevas, así como individuos en recuperación marcados el año pasado. También esperamos ampliar aún más nuestra red de colaboradores y afinar nuestras técnicas de investigación y comunicación. Para continuar nuestro trabajo y aumentar nuestra capacidad, necesitamos toda la ayuda que podamos obtener, pero si a la devoción y el entusiasmo de nuestros partidarios existentes es algo a lo que podemos recurrir, este logro parece estar al alcance..


Si desea apoyar nuestro trabajo con el Tordo Amarillo, puede donar directamente a nuestro proyecto aquí. Alternativamente, haga una oferta en una de nuestras hermosas pinturas de aves en peligro para recaudar dinero para su conservación, o conviértase en un miembro de Aves Argentinas.

*El proyecto se lleva a cabo por la colaboración de la National Research Station y el Centre of Applied Ecology (CONICET) y Ecoparque Interactivo de la Ciudad de Buenos Aires, junto a ONGs locales como Aves Gualeguaychú, Reserva El Potrero y Tingazú Birding Club (COA), Fundación Azara y el apoyo y los recursos de los gobiernos provinciales de Entre Ríos (Dirección de Recursos Naturales) y Corrientes (Direccion de Recursos Naturales - Parques y Reservas), Entidad Binacional Yaciretá, The Rufford Foundation y Neotropical Grasslands Conservancy.