Quantcast
Africa
30 Jun 2017

Un rayo de esperanza para el amenazado gorila del río Cross en los bosques del oeste de África

El gorila del río Cross es una subespecie de gorila occidental que puede encontrarse en selvas tropicales y subtropicales de entre Nigeria y Camerún.

El gorila del río Cross es una especie rara y emblemática © WCS
El gorila del río Cross es una especie rara y emblemática © WCS
By Jude Fuhnwi

Con sólo unos 300 ejemplares en estado silvestre, los conservacionistas han dado la voz de alarma sobre la posibilidad de que el gorila del río Cross (En Peligro Crítico) pueda extinguirse si no se aúnan esfuerzos para proteger la especie que se distribuye únicamente en la región fronteriza entre Nigeria y Camerún (Guinean Forests of West Africa Hotspot).

"Hay algunas especies raras y emblemáticas por las que deberíamos hacer todo lo posible por su conservación y una de ellas es el gorila del río Cross. No me gustaría que mis nietos solo lo conocieran por cuentos e historias", dice Ruth Akagu, responsable en Nigeria del Equipo Regional (Regional Implementation Team, RIT) del proyecto conjunto de BirdLife y el Critical Ecosystem Patnership Fund (CEPF) en el “hotspot” de biodiversidad de África Occidental.

El gorila del río Cross (Gorila gorila diehli) es el más amenazado de los grandes simios africanos y fue catalogado como En Peligro Crítico en 2013 por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). La especie ha sufrido la presión de la caza furtiva y de la pérdida de hábitat por ocupación humana, que se traduce en fragmentación de los bosques, pérdida de conectividad y aislamiento de la especie, reduciendo así el intercambio genético entre grupos.

Según los expertos, el gorila del río Cross es una subespecie única y es la forma más occidental y norteña. Los gorilas del río Cross son de hábitos más terrestres y difieren de otros gorilas de tierras bajas en su apariencia física, su dieta y su comportamiento.

"Menos de unos 300 ejemplares sobreviven en aproximadamente nueve localidades repartidas en un área de alrededor de 12.000 km2", de acuerdo con la revisión de un plan de acción regional para la conservación del gorila del río Cross preparado por organismos locales e internacionales de silvicultura y conservación de vida silvestre, encabezados por la Wildlife Conservation Society de Nigeria.

Panorámica del bosque de Mbe en la región del río Cross © WCS

Esta región fronteriza en la que se encuentra el gorila del río Cross es un “hotspot” de biodiversidad de importancia global en África Occidental y requiere esfuerzos combinados para conservar esta especie emblemática y otras especies silvestres amenazadas.

También alberga al gorila del río Cross y otras especies de primates y endémicas como el gibón de Preuss, el elefante de bosque, el búfalo del bosque, el chimpancé de Nigeria-Camerún, muchas especies de pequeños antílopes africanos (duiker) y 26 aves endémicas entre otras. Varias partes de esta región también han sido designadas por BirdLife International como Áreas Importantes para las Aves.

Nuevas esperanzas para el gorila del río Cross

Gran parte de este bosque lluvioso que acoge al gorila del río Cross y otros animales silvestres estuvo a punto de desaparecer, pero fue salvado por la oportuna intervención de grupos conservacionistas, incluyendo una importante labor por parte de BirdLife International. Un proyecto de autopista de seis carriles y 260 kilómetros de longitud, propuesto por el gobierno nigeriano y que atravesaba el centro del Parque Nacional Cross River, en el este de Nigeria, se encontró con la oposición e intenso cabildeo de organizaciones de conservación de los recursos naturales y la vida silvestre, encabezadas por la Wildlife Conservation Society.

"Tenemos la obligación de trabajar juntos con todas las partes interesadas en la protección y conservación de esta especie", enfatiza Akagu.

En respuesta a la preocupación de los grupos conservacionistas, los funcionarios nigerianos han modificado el trazado de este proyecto de autopista, desplazándolo hacia el oeste, lejos del centro del parque para reducir su perjudicial impacto sobre el muy amenazado gorila del río Cross, otras especies silvestres y las comunidades locales en la zona.

"Me sentí aliviada porque el gobierno escuchara nuestros consejos y reorientara la autopista. Esto muestra que el desarrollo y la conservación pueden trabajar juntos para el beneficio de todos, si hablamos entre nosotros y compartimos información vital para el desarrollo sostenible ", agregó la Sra. Akagu.

La caza y el comercio de esa carne, a menudo debido a la pobreza, siguen siendo una amenaza crítica para la supervivencia del gorila del río Cross. El comercio ilegal de mascotas y la ausencia de un sistema regulado de aplicación y control de la legislación también son amenazas muy importantes. En un informe reciente (Stiles et al., 2013), Nigeria fue identificada como un punto negro para el comercio de simios y ha sido el centro de casos muy importantes de contrabando de simios en el pasado.

El bosque y el río Mbe en el estado del río Cross en Nigeria son el hogar de muchas especies endémicas © WCS

En el norte de las montañas del río Cross, gran parte del bosque montano que probablemente albergara a los gorilas en el pasado se ha perdido por la agricultura o se han transformado en pastizales por las quemas continuas de los pastores, suponiendo una grave pérdida de hábitat para los monos raros.

Por lo tanto, los esfuerzos de conservación necesitan en gran medida de la participación de los grupos locales de conservación y de las personas que viven en, y alrededor de, las comunidades que bordean las áreas boscosas donde se encuentran estos simios.

BirdLife y el CEPF-RIT en el “hotspot” Guineano de los Bosques de África Occidental ha incluido entre sus objetivos de financiación a Nigeria y otros países en esa zona para apoyar los esfuerzos de las partes interesadas, especialmente de los grupos locales de conservación, organizaciones de la sociedad civil, gobiernos, institutos de investigación y el sector privado para conservar la biodiversidad en la región y salvar las especies más amenazadas como el gorila del río Cross.

Muchos pequeños asentamientos humanos, que continúan expandiéndose, están esparcidos por toda el área de distribución de los gorilas, fragmentando aún más el bosque y haciendo imposible que los gorilas migren entre sus diferentes localidades de montaña. Las mejores carreteras en el área de distribución de los gorilas también contribuyen a la pérdida y fragmentación del hábitat, ya que abren nuevas áreas de asentamiento y cultivo y actúan como posibles barreras a la migración.

La construcción de carreteras en los bosques para satisfacer las crecientes demandas de desarrollo o para las explotaciones madereras y mineras también ha facilitado la matanza de gorilas y otros animales por parte de los aldeanos para su sustento.

La inversión del CEPF en Nigeria proporcionará a las organizaciones de la sociedad civil a nivel local, nacional e internacional, las capacidades y los recursos necesarios para establecer y sostener asociaciones entre las múltiples partes interesadas que desarrollen modelos de crecimiento sostenible, dirigidos a las poblaciones más pobres y lograr así resultados prioritarios de conservación en el país y zonas próximas.

 

 

El CEPF Fondo de Asociación para los Ecosistemas Críticos es una iniciativa conjunta de la Agence Française de Développement, Conservation International, la Unión Europea, el Fondo para el Medio Ambiente Mundial, el Gobierno de Japón, la Fundación MacArthur y el Banco Mundial. Uno de sus objetivos fundamentales es asegurar que la sociedad civil se implica en la conservación de la biodiversidad.