Africa
5 Mar 2018

Las mujeres lideran la conservación de manglares en Nigeria

Una Asociación Civil liderada por mujeres en Nigeria ayuda a las mujeres de la comunidad en la protección de los manglares del país, extremadamente productivos pero en vías de extinción. Estos bosques proporcionan abundantes recursos al medio marino y a las personas que los habitan.

El primer proyecto en Nigeria de rehabilitación de manglares liderado por mujeres ya es un éxito© Enobong Bassey
El primer proyecto en Nigeria de rehabilitación de manglares liderado por mujeres ya es un éxito© Enobong Bassey
By Jude Fuhnwi

Un grupo de mujeres trabaja de manera incansable para revertir las amenazas que ponen en peligro las vidas de las economías locales en Nigeria, a medida que los manglares en declive del país se enfrentan a la extinción – tras décadas de degradación. La Sociedad de Mujeres y Grupos Vulnerables (SWOVUGE por sus siglas en inglés) apoya a las comunidades en la tarea de recuperación y gestión sostenible de manglares en los cinco pueblos del distrito de Ukpom Okom en el sureste de Nigeria.

El manglar de la comunidad de Upkom, en el Estado de Akwa Ibom, es un importante lugar de cría y hogar para numerosas especies de vida salvaje como cocodrilos, galápagos, tortugas, peces, camarones, cangrejos, caracoles, almejas y ostras. El sustento de una gran parte de la población depende además de los recursos de este rico manglar.

Sin embargo, el escaso conocimiento sobre la gestión sostenible de los recursos en las comunidades ha expuesto al manglar a actividades que amenazan su biodiversidad. La sobreexplotación de productos del manglar, incluyendo la madera que se utiliza para las chimeneas, secar pescado o construir canoas ha reducido el manglar a un ritmo alarmante. Parcelas de bosque de manglar han sido también despejadas para construir casas, poniendo los servicios ecosistémicos y los beneficios económicos del manglar en grave peligro.

Las coordinadoras están catalizando la acción de la comunidad en toda la región© Enobong Bassey

Con el fin de preservar las bondades del manglar y garantizar que las comunidades continúen beneficiándose de sus recursos, el Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF, Critical Ecosystem Partnership Fund) ha prestado apoyo financiero a SWOVUGE a través de Birdlife International, en nuestra capacidad como equipo de implementación regional para el hotspot de biodiversidad de la selva guineana de África occidental. Los fondos se utilizarán para un proyecto de rehabilitación del manglar sobre el terreno.

El proyecto empodera a las mujeres en la conservación del terreno del que depende su sustento

El “Proyecto de rehabilitación de manglares y plantación de árboles en la comunidad de Ukpom-Okon, Nigeria”, financiado a través del programa de pequeñas ayudas, empodera a las mujeres para conservar la verdadera esencia de la que depende su sustento.

“En Nigeria no tenemos áreas de manglar protegidas de manera oficial. A parte de este proyecto que está en curso, no ha habido en el país ningún otro proyecto de rehabilitación de manglares liderado por mujeres que haya sido apoyado internacionalmente “, explica Emem Umoh, Coordinadora del proyecto.

Se han establecido dos viveros en los que se han plantado ya 400 árboles © Uduak Hans

Al menos siete mujeres lideran la iniciativa, trabajando junto a las comunidades y coordinado todas las actividades relacionadas con el proyecto para garantizar que todo el mundo en los 5 pueblos se beneficie del proyecto durante su ciclo de vida de dos años, prestando especial atención a las mujeres beneficiarias. Se ha conseguido llegar a más de 330 mujeres a través de talleres organizados en varias comunidades para crear conciencia sobre la importancia de la rehabilitación del manglar y la plantación de árboles.

“Les decimos que animen a otras mujeres para que también ellas participen en las actividades del proyecto” explica la señora Umoh.

“Yo no sabía, hasta que me lo explicaron, que la tala indiscriminada de mangles podía poner en peligro los recursos si no se plantan nuevos árboles para sustituir a los talados”, explicaba Christiana Akpan, de 53 años, líder de un grupo de mujeres de la comunidad de Ikot Etegne que participó en uno de los talleres de sensibilización.

A penas nueve meses desde que el proyecto se inició se han plantado más de 400 árboles en áreas clave y 600 más se han asignado para distribución entre las mujeres en las comunidades como parte de los esfuerzos por promover la práctica agroforestal. Se han establecido dos viveros en dos comunidades en los que se va a plantar el mangle Rhizophora  y se van a plantar más de 400 plántulas.

 

 

El equipo Regional de Implementación (RIT por sus siglas en inglés) de la selva guineana de África occidental es un proyecto de Birdlife International, fundado por el Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF, Critical Ecosystem Partnership Fund). El RIT gestiona los fondos CEPF (2016-2011) en 11 países del Hotspot de la Selva guineana de África occidental.

El Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF, Critical Ecosystem Partnership Fund) es una iniciativa de financiación conjunta de la Agencia francesa para el Desarrollo (AFD), la organización Conservation International  (CI), la Unión Europea, Global Environment Facility, el Gobierno de Japón, la Fundación MacArthur y el Banco Mundial. Su objetivo fundamental es garantizar el compromiso de la sociedad civil con la conservación de la biodiversidad.