Africa
16 Nov 2017

Destapa el desprendimiento de lodo en Sierra Leona una promesa olvidada de conservación?

El Área occidental cuenta todavía con una cubierta forestal significativa © Jude Fuhnwi
El Área occidental cuenta todavía con una cubierta forestal significativa © Jude Fuhnwi
By Jude Fuhnwi

El Parque Nacional del Área Occidental es una reserva forestal en Sierra Leona que aún conserva uno de los últimos baluartes de bosque prístino en el país y representa una porción significativa de la cubierta forestal que queda en el Hotspot de la selva guineana de África occidental. El parque es rico en especies diversas y cuenta con numerosas colinas y montañas escarpadas que recorren la línea de costa del Océano Atlántico.

El Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF, Critical Ecosystem Partnership Fund) identificó esta reserva forestal única como una de las cuatro áreas clave de biodiversidad para financiación en Sierra Leona en el Hotspot de la selva guineana de África occidental con BirdLife International como equipo de implementación regional.

Este Parque Nacional, localizado justo fuera de la capital de Sierra Leona, Freetown, cubre 17 kilómetros cuadrados con alrededor de un 60 por ciento de la vegetación forestal aún intacta. Está localizado en el centro de la Península del área occidental, un área habitada por una media de millón y medio de personas. Estas personas se benefician de los servicios ecosistémicos que ofrece el parque y muchas especies vegetales y animales, especialmente aves, dependen de este bosque para sobrevivir.

“Este bosque cuenta con especies vegetales muy valiosas y contribuye a regular el microclima local. Es hogar de algunas especies animales en peligro de extinción que hemos dejado”, explica Tommy Garnett, coordinador del equipo de implementación regional de CEPF en el hotspot de  la selva guineana de África occidental.

Sin embargo, el desarrollo es una amenaza para el futuro de los hábitats vitales y las especies encontradas en este bosque. A medida que Freetown se expande hacia las afueras, las selvas que la rodean están sucumbiendo lentamente al desarrollo.

“Lo que nos queda es muy poco, e incluso este pequeño resto está gravemente amenazado”, añade Tommy.

La presión del crecimiento de la población en la ciudad ha expuesto la rica biodiversidad de este bosque a crecientes amenazas. Las personas traspasan las áreas protegidas de bosque en busca de terreno cultivable y los agricultores han despejado zonas de arbusto secundario en la periferia. Las actividades de deforestación y minería a veces se llevan a cabo de manera ilegal, amenazando también los servicios ecosistémicos de la selva. Además, la presión sobre el terreno ha hecho que la población construya en laderas poco profundas y fácilmente erosionables, exponiendo las vidas de miles de personas a los desastres naturales.

“El desarrollo de la vivienda en el área protegida es el enorme reto al que nos enfrentamos ahora. El Parque Nacional de la península del Área Occidental está demasiado cerca de la ciudad y todo el mundo desea quedarse en la ciudad”, explica Kate Karemo-Garnett, Directora ejecutiva en funciones de la Autoridad del área protegida nacional de Sierra Leona.

A medida que la ciudad va subiendo hacia las montañas del parque nacional, la presión que ejerce la población perjudica al bosque. Los habitantes talan los árboles en busca de terreno construible y madera para hacer fuego. Los árboles evitan la escorrentía y el bosque retiene el agua -  pero la tala aumenta el riesgo de deslizamientos de lodo. Cuando llueve prolongada o intensamente en zonas sin árboles, la tierra se satura y se erosiona.

El desarrollo de las viviendas amenaza el bosque protegido © Jude Fuhnwi

Los llamamientos para parar la extensión de los asentamientos en las colinas de la península y gestionar adecuadamente el desarrollo han sido totalmente ignorados. En agosto de 2017, una de las laderas del Parque nacional del área occidental colapsó, causando un flujo de lodo masivo a las afueras de Freetown que arrasó comunidades, mató a cientos de personas y dejó sepultadas a más de mil personas que quedaron atrapadas en sus hogares.

“Las Colinas son muy escarpadas, por lo que cuando sucede este tipo de inundación a gran velocidad cae una gran cantidad de agua que el terreno no puede absorber, debido también a la rocosidad de la zona, y nos encontramos entonces ante una saturación que creemos pudo llevar al movimiento masivo de tierra después de los fuertes aguaceros”, explicaba el doctor Sheku Kamara, Director ejecutivo del socio de Birdlife en Sierra Leona, la Conservation Society of Sierra Leone (CSSL).

Una promesa olvidada

Los deslizamientos de tierra no son comunes en Sierra Leona pero los expertos en conservación dicen que no fue una sorpresa.

“Lo vimos venir, lo dijimos. Hubo conferencias y talleres. Incluso se realizó un proyecto llamado “conservación de la selva del área occidental y sus cuencas” que estaba destinado a demarcar los límites de la selva e identificar las cuencas, creando conciencia sobre su protección. El proyecto terminó y teníamos que tener una indicación clara de que existían esos límites pero no se respetó”, subraya Tommy.

La avalancha ocurrió en la población de montaña de Regen, a 16 km de Freetown, tras tres días de lluvias torrenciales. Muchas personas en Regent viven en asentamientos informales construidos en las laderas cercanas al parque nacional.  El desastre afectó gravemente a muchas de las comunidades que residían cerca del parque.

El deslizamiento de lodo inundó las casas matando a cientos de personas © Jude Fuhnwi

Los bosques del Parque Nacional del Área Occidental son ecosistemas importantes y su destrucción debería preocupar a todos los grupos de conservación y a todo el que habita esta capital o sus alrededores. Grupos de conservación locales sobre el terreno tales como la Sociedad de Conservación de Sierra Leona y la Fundación Medioambiental por África trabajan en la conservación de este paraíso de biodiversidad pero se enfrentan a diversos retos, entre ellos recursos insuficientes.

“Hemos hecho una labor de promoción continua con el Gobierno y la gente para asegurarnos de que evitamos algunos de esos lugares porque se trata también de la cuenca hidrográfica de la que depende el abastecimiento de agua de toda la ciudad. Incluso movemos los límites continuamente. Trabajamos con la gente para que entiendan las razones por las que no se puede talar el bosque”, explica el doctor Sheku.

El deslizamiento de lodo del 14 de agosto recordó a las partes interesadas la necesidad de crear y mantener marcos eficaces de protección medioambiental en el país. Los conservacionistas buscan oportunidades para apoyar un enfoque más inclusivo y coordinado de las partes interesadas para encontrar soluciones duraderas a estos problemas de crecimiento y salvar así el Parque Nacional del Área Occidental.

"En la actualidad estamos preparándonos para organizar una conferencia nacional en la península del área occidental. Por medio de una financiación planificada de CEPF, nosotros en Conservation Society de Sierra Leona tratamos de reunir a las partes interesadas para trabajar conjuntamente como frente unido para superar los retos a los que nos enfrentamos y evitar que se repita este tipo de desastre”, explica el doctor Sheku.

 

El equipo Regional de Implementación (RIT por sus siglas en inglés) de la selva guineana de África occidental es un proyecto de Birdlife International, fundado por el Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF, Critical Ecosystem Partnership Fund). El RIT gestiona los fondos CEPF (2016-2011) en 11 países del Hotspot de la Selva guineana de África occidental.

El Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos (CEPF, Critical Ecosystem Partnership Fund) es una iniciativa de financiación conjunta de la Agencia francesa para el Desarrollo (AFD), la organización Conservation International  (CI), la Unión Europea, Global Environment Facility, el Gobierno de Japón, la Fundación MacArthur y el Banco Mundial. Su objetivo fundamental es garantizar el compromiso de la sociedad civil con la conservación de la biodiversidad.